Emprendedores vs Empresarios

A través de un twitter de Marc Vidal he llegado a un artículo que habla de lo que significa ser emprendedor que explica las diferencias entre emprendedores y empresarios. Es un tema del que tenía ganas de escribir desde hace tiempo, muchas veces algunas personas no saben apreciar las diferencias entre ambos perfiles.

emprendedores first tuesday valencia Emprendedores vs Empresarios

Ahí se comenta que “Emprendedor = Un ejemplo a seguir – porque encuentra oportunidades en el marco de la ley, asume el riesgo y ejecuta las acciones para capitalizarlas – generando riqueza distributiva y empleos bien pagados.“. Yo destacaría principalmente frases como “asume el riesgo“, “ejecuta las acciones” y “generando riqueza y empleos“.

Con respecto a los empresarios dice que no son emprendedores si se dedican a gestionar negocios con o sin ambición a que crezcan sus empresas. Yo añadiría también a aquellos que son empresarios por herencia o por ser dueño de negocios familiares no fundados por él, no por vocación. El empresario suele enfrentarse a riesgos bastante controlados y le gustan negocios más seguros.

Los emprendedores son personas con visión, capacidad de sacrificio, son soñadores, buscan nuevas oportunidades, suelen ser creativos, tiene ganas de construir un negocio más que de gestionarlo. También puede haber personas que podrían definirse como emprendedores al emprender iniciativas dentro de su empresa u organización, se les llama “intraemprendedores“. Las personas emprendedores pueden tener cualquier edad, sexo, formación y sobre todo diría que muchos de ellos son apasionados y rebeldes.

Sin embargo un empresario puede ser un mejor gestor para su empresa que un emprendedor, pudiendo tener capacidad para hacer crecer su negocio o expandirlo más que para inventarlo o crearlo. Hay empresarios que pueden no ser fundadores de su negocio, sino que lo adquidieron para gestionarlo y hacerlo crecer.

Quizás una diferencia importante es que el emprendedor suele aplicar un mayor nivel de innovación en sus negocios, tienen ganas de romper los esquemas y propician el cambio en un negocio.

En último lugar quiero comentar un detalle que he visto en muchos emprendedores y socios amigos mios, la mayoría de ellos siendo jovenes (incluso en edades infantiles) ya han tenido su debut emprendiendo, bien sea por dinero o por canejarlo por otras cosas. Podría recordar el puesto de helados que Jesús Monleón o Jordi Castelló montaron siendo adolescentes, la regaliz de palo que vendía Roberto Fernandez antes de los 14 años dentro de su colegio (ahí  no podía entrar el vendedor que había en la calle) o mi propia experiencia vendiendo cromos en el mercado de Sant Antoni con 13-14 años (recuerdo que en 1982 el cromo de Tommy N’Kono se cotizaba a 100 pesetas).

Si tienes nuevos comentarios que aportar para explicar las diferencias entre emprendedor y empresario, serán bien recibidos.

Escrito por Carlos Blanco

carlos blanco1 Emprendedores vs Empresarios

Emprendedor y business Angel en el sector de las nuevas tecnologías. Fundador de la incubadora Grupo ITnet, de Akamon Entertainment y de Conector Startup Accelerator. Co-fundador de First Tuesday España. Ha escrito el libro “Los principales errores de los Emprendedores”.

twitter Emprendedores vs Empresariosfacebook Emprendedores vs Empresarioslinkedin Emprendedores vs Empresarios

Acerca de Carlos Blanco

Emprendedor y business Angel en el sector de las nuevas tecnologías. Fundador de la incubadora Grupo ITnet, de Akamon Entertainment y de Conector Startup Accelerator. Co-fundador de First Tuesday España. Ha escrito el libro "Los principales errores de los Emprendedores".

33 pensamientos sobre “Emprendedores vs Empresarios

  1. Yo diría que un empresario es un emprendedor cuyo proyecto se ha consolidado, no encuentro ninguna diferencia en la terminología, ya que un emprendedor crea una empresa para llevar a cabo su idea y por tanto se hace empresario. Otra cosa es que ese empresario tenga un espíritu emprendedor, pero la diferencia de terminología aquí tiene un matiz psicológico de actitud y no tiene nada que ver con el concepto estricto de “empresario”.
    Y si un empresario tiene riesgos más controlados es simplemente porque ha llegado a una posición de fortaleza financiera que le permite tener un colchón por si se equivoca en sus decisiones, pero en el fondo se enfrenta a los mismos problemas que un empresario con un proyecto en ciernes y ningún proyecto empresarial es eterno si su creador no sabe irse adaptando al mercado.
    Creo que aquí se identifica erróneamente como emprendedor a un empresario que está intentando sacar adelante un proyecto que está en sus inicios y a empresario a aquella persona cuyo proyecto ya se ha consolidado, pero ambos son empresarios.

  2. Debo ser emprendedor en baja forma, porque d epequeño vendía los chinnitos de la suerte donde veraneaba, ya que allí no llegaban……. algo similar hacía con comics.

  3. Creo sinceramente que ser emprendedor tiene algo que ver con el propio estilo de vida de la persona. La permanente curiosidad, el valor de afrontar riesgos y la firme voluntad de hacer realidad un sueño son sus cualidades personales, tanto en su vida particular como en la profesional. El empresario de antaño era -o se le suponía- una persona dedicada y cualificada para gestionar una empresa, gestionar equipos y rentabilizar su inversión, casi exclusivamente. El emprendedor sueña, mientras que el empresario gestiona. Claro está que ambos se necesitan mutuamente, pues una buena idea sin saber implementarla eficazmente no llega a ninguna parte!

  4. Totalmente identificados los dos perfiles. No hubiera sabido describirlo mejor. Mi ansia emprendedora me ha traído muchos problemas en los trabajos donde he estado hasta que decidí ser freelance.
    Mi primer negociete fue cuando estaba en 8º de EBG (uy! qué antigua!!). Como era muy alta y con cara de responsable, llevaba y traía del cole a los niños más pequeños de mi barrio por 2.000 pesetas mensuales por niño.

  5. Creo que para redondear falta el concepto del promotor, el que promueve negocios/empresas, no para quedarselas, sino para venderlas.

    El promotor puede reunir muchas de las cualidades con que defines al emprendedor.

    Pero hay muchos temas para reflexionar:

    – Emprendedores que fracasan por que no saben hacer de empresarios.
    – Empresarios que languidecen por que no saben emprender.
    – ¿Cuando un grupo empresarial/industrial decide diversificar y emprende nuevas actividades, está emprendiendo colectivamente?
    – Un emprendedor con una sola idea, ¿es un emprendedor?
    – etc…

    El asunto da para mucho.

    Mi opinión sobre el tema central, es que un emprendedor que no asuma las funciones de empresario en un momento dado… fracasa.

    Puede que sea una persona que le guste autodenominarse emprendedor, pero lo mas probable es que su actividad como empresario no deje salir al emprendedor que lleva dentro.

    ¡Los emprendedores que pueden estar emprendiendo siempre se pueden contar con los dedos de una mano!, son, quizás, la excepción a la regla general:
    -Tener una idea
    -Seguirla
    -Conseguir por los pelos ponerla en marcha
    -Llegar a final de mes por los pelos
    -Estar absorbido al 150% en intentar que funcione y ganarse la vida.

    ¡El tema da para mucho, Carlos!

  6. Me ha gustado el post, igual que me había gustado el artículo que había indicado @marcvidal.

    Sin embargo, creo que cada día la división entre empresario y emprendedor es menor: hoy en día los cambios se producen de manera constante y, cada vez, a mayor velocidad.

    Las empresas se enfrentan a amenazas continuas y la competencia es global, por lo que el buen empresario debe estar constantemente ajustando la estrategia de la empresa para triunfar.

    Por ello creo que cada vez los empresarios deben ser más emprendedores, estar dispuestos a asumir nuevos riesgos y, lo más dificil, convivir con los cambios. Igualmente creo que los emprendedores deben aprender de los empresarios de éxito: como muy bien comenta Trías de Bes en su libro negro del emprendedor, cuando comienzas tan importante como la idea es la forma de ejecutarla y, ahí, una buena gestión puede ser un factor clave de éxito.

    Gracias Carlos por compartir todas tus experiencias con todos nosotros.

    Saludos,

    Manuel

  7. Muy interesante artículo, supongo que si la fórmula perfecta en un solo cuerpo, fuera un 60% emprendedor un 40% empresario, ahora mismo tengo patrimonio para poner en venta un 40% emprendedor.

  8. Puf! recuerdo las renuiones cuando teníamos 15 años para sacar pasta para el viaje de fin de curso. Alli aprendí la diferencia entre el que es emprendedor, el que cree que lo es y no lo es y el que no tiene si quiera las ganas de serlo.
    Creo que lo explicas muy bien. muchos eran soñadores pero “no asumian el riesgo”, otros no “ejecutaban” las ideas…
    Por lo que a mi respecta vendí con 13 años a 5000 pesetas trabajos de fin de curso (mis compis de los jesuítas estaban forraos), camisetas, cuadros…
    También la necesidad agudiza el ingenio y te da alas para llevar las ideas a buen puerto y una vez que te pica el gusanillo es difícil parar.

  9. Yo sé de uno que empezó por las tardes vendiendo latas de Coca Cola en la playa y ahora es una de las mayores empresas en temas de regalos de empresa a nivel nacional.

    Como todo, vender esas latas lo aupó al final a la cima, pero el mérito lo tiene sobre todo por ser algo muy lícito(obviemos que era en B, era un chico para sacar para sus gastos) y no como muchos que se dedican a vender sustancias diversas fuera de toda legalidad.

  10. Que recuerdos, ese análisis de mercado, gestión de logística, búsqueda de proveedores, , eso si, pago al contado, que maravilla, saltan las lagrimillas.

  11. Pingback: Emprender

  12. Me ha gustado mucho tu artículo, y porque sientas un interesante debate.

    Emprendedor no significa necesariamente empresario (de hecho a más de uno quizá le interese leer la definición en la enciclopedia), aunque coloquialmente se definan así a los emprendedores que dejan todo por intentar y/o conseguir ser empresarios. Creo que aquí comentan varios empresarios que son a su vez, o lo fueron emprendedores. Pero también seguimos tu blog gente que se considera emprendedora, pero que no somos, al menos todavía, empresarios (o “autónomos” :-) ). Y es que las circunstancias (colchón)de cada uno son muy diferentes, así como la voluntad sobre el riesgo a asumir, que es tremendamente importante.

    En Internet se pueden seguir a ejemplos como Carlos Blanco o Jesús Encinar que han apostado todo su capital personal, capital de familias y amigos (me acuerdo de las FFF de las charlas de Carlos)…. etc. por ser empresarios…. y otros que lo han hecho, tampoco sin dificultades aunque sí mucho más lentamente, metiendo muchas horas además de las que dedican a su cobijo en el paraguas de un trabajo por cuenta ajena. Creo que es de admirar a ambos tipos de emprendedores, así como también a aquellos que emprenden con otros fines, como por ejemplo fines sociales, de promoción personal….

  13. para mi emprendedor y empresario es lo mismo, es + optaría porque los emprendedores dijésemos empresarios, cuando uno dice emprendedor se le pide “todo gratis puesto que te estoy dando la oportunidad”…

    Lo que es diferente es emprendedor/empresario de EJECUTIVO, que son esos a los que alguien pone al frente de empresas que facturan con recibos domiciliados a millones de clientes desde hace décadas y ellos por su gran gestión deciden pagarse sueldos y blindajes millonarios, por ejemplo las operadoras, las eléctricas, etc….

    Para mi empresario y emprendedor son lo mismo, gente que ha ido en persona al banco a pagar la seguridad social

  14. Al emprendedor:
    Cuantos proyectos que realmente te apasionaban te has matado en subirlos?

    Seguro que el porcentaje a subir proyectos varios (oportunidades de mercado) es mayor a los proyectos que realmente subirías por ilusion/gusto/pasión.

  15. Pues la verdad es que el tema da para mucho.

    Me ha hecho gracia Carlos, el poder recordar mi “primera intervención como emprendedor” al comentar ese caso comentado por ti de los cromos, o tantos casos expuestos en este post. Con tan solo 8 años, llego la moda a mi colegio de las fotocopias de Bola de Dragón (soy mucho más joven que la media, jajaja), que llevábamos en carpesanos con separadores, intercambiábamos fotocopias en blanco y negro como si de cromos se tratase, la verdad es que mi primer ordenador un Amstrad fue pagado gracias a ese mini mercado negro que me cree, jajajaja.

    Mi padre era ejecutivo en una empresa y tenia fotocopiadora, los sábados la fotocopiadora sacaba humo, el lunes a primera hora y durante el patio tenía cola ya que buscaba las fotocopias en el mercado de Sant Antoni que no tenían los compañeros y las vendía al mismo precio que en la papelería, de esta manera no tenían que desplazarse, consiguiendo mi mini empresa el éxito deseado. (Que tiempos aquellos).

    Con 20 años monte mi proyecto, la tercera web de venta de Lencería Sexy en España y las 2 primeras me ganaron en tiempo, simplemente por temas económicos ya que puedo decir que monte mi empresa desde 0€ y yo solo, simplemente con mis conocimientos en aquella época de hacer páginas web en HTML. Para mi eso es un emprendedor, más horas que un reloj e intentar llevar a buen puerto ese proyecto que te ha pasado por mente e intentar subir desde 0.

  16. Totalmente identificado. Creo que falta en la definición, optimista e insensato ;).

    Me pregunto cuando empezarán las universidades españolas a cultivar realmente todas esas cualidades en sus alumnos. Necesitamos más emprendedores. Supongo que no soy el único que tiene ganas de dejar de oír la respuesta “Quiero ser funcionario”, no?

  17. En mi opinión pienso que cuando alguien pone en marcha un proyecto en esta vida (da igual de lo que se trate) todo es motivación, entusiasmo, ideas y planes maravillosos en los que te involucras con mucha ilusión + el objetivo del proyecto muy claro + un espíritu de sacrificio y energía muy grande que te ayuda a superar lo que le eches.

    ¿Qué pasa? Que en cuanto se consigue esa primera meta que te has marcado con tanto ímpetu comienza a llegar el trabajo y las propias las tareas rutinarias (gestión, mantenimiento, como lo queráis llamar). Y en este punto puede ser que te conformes con haber llegado hasta ahí o simplemente que los problemas del día a día te tengan entretenido y te “nublen” esas ansias del principio de hacer algo con tanta ilusión.

    Por eso yo quiero destacar el concepto de “intraemprendedor” del artículo, porque creo que es donde de verdad se encuentra el verdadero valor de la empresa – y del ahora empresario -: en no perder nunca esa curiosidad e ilusión por crecer, expandirse, ver cómo lograr nuevas ideas, estar al día incluso en nuevas formas de comunicación como twitter, nuevas posibilidades de llegar y retener a sus clientes, etc.

    El error es quedarse estancado con lo que se tiene “porque bastante tengo yo con lo levo a cuestas” o el “me falta día” y no buscar tiempo para buscar nuevas motivaciones e ideas que te ayuden, a ti como persona a tener ilusiones nuevas por lo que un día empezaste, y a tu empresa por no estar al tanto de las innovaciones que nos pasan día a día delante de los ojos.

    El truco está en 1) buscar los porqués a esas preguntas del día a día (en plan ¿por qué no vuelven los clientes a mi negocio? ¿lo que ofrezco así tal cual está es lo que quieren?…) y 2) dedicar aunque sea media hora a la semana a investigar las novedades de nuestro sector para coger ideas. Seguro que nada más con esto ya obtendríamos muchas respuestas.

    ¿Y qué pasa con las respuestas? Que una vez que sabes lo que quieres/tienes que hacer se te ocurren nuevas ideas y proyectos que llevar a cabo y una nueva idea es una nueva ilusión que poner en marcha.

    Al fin y al cabo lo más difícil está hecho (el empezar) así que animo a todos los empresarios a observar más para que nos surjan nuevos retos e ideas que nos hagan ir trabajar con la misma sonrisa que cuando empezábamos (sólo que ahora con gran camido adelantado, que es mejor :).

    ¿Estáis de acuerdo? Hablamos por twitter @Ideatarjetas

    De nuevo Carlos Enhorabuena por el artículo.

  18. pues yo creo que la cuestión es diferente. Todo empresario es por definición, emprendedor, quizás con la excepción de los que han heredado negocios.
    Sin embargo a mi me parece que en los tiempos que corren y en España en particular, ‘emprendedor’ es un término incluso peyorativo.
    Parece que para ser emprendedor hay que dedicarse a internet, tener veintipocos y andar detrás del capital riesgo. Y los emprendedores parecen pensar que los empresarios son señores con chisteras y que fuman puros.

    En general, un empresario es alguien que vive de sus empresas, que las crea, las gestiona y las desarrolla. El empresario es el que crea empleo, el que se pega con clientes, empleados y proveedores para que las cosas encajen y tengan sentido, el que paga los impuestos, los sueldos y las facturas, y el que vive pegado a una realidad, grande o pequeña, que es suya.

    Sin embargo en el mundillo este de las start ups, de internet y demás parece que el que quiere montar una pastelería para poder pagarse la hipoteca es un simple sin ambición. En fin…

  19. En estos tiempos lo peor es querer ser emprendedor sin sentirlo. Conozco algunos casos que se deciden a montar un empresa despues de 2 años en el paro y realmente se les ve que no tienen madera. Nunca se les habria pasado por la cabeza pero ahora se ven forzados a crear una empresa e invertir lo que no tienen en un proyecto.
    Los que mil veces se ha mofado de nuestra iniciativas.
    !!Que Dios les acoja en su seno¡¡

  20. En estos tiempos lo peor es querer ser emprendedor sin sentirlo. Conozco algunos casos de gente que se decide a montar un empresa despues de 2 años en el paro y realmente se les ve que no tienen madera. Nunca se les habria pasado por la cabeza pero ahora se ven forzados a crear una empresa e invertir lo que no tienen en un proyecto.
    Hay que nacer para ser emprendedor. Es como un virus que se lleva dentro y que se reproduce una y otra vez tras una fuerte recaida.

    De los empresarios pues nada.. que lo gestionen todo con sabiduria.

  21. Totalmente de acuerdo con César, si no hay una verdadera motivación y algo de madera detrás, simplemente es crear por crear pero sin llegar a puerto alguno.

    Soy contrario a casualidades y pro causalidades. También diré que hay muchísima gente válida pero que el miedo que tienen es tanto que no se atreverían ni por asomo a fundar su propia compañía.

    Saludos.

  22. No creo que todo emprendedor sea un freak de garaje ni todo empresario fume puros y lleve chistera, como bien ha dicho Juan Domínguez. Tampoco veo que los emprendedores sean los pobrecillos que lo van a sacrificar todo por nada más que una idea: no nos engañemos, a la mayoría cuando sueña su gran proyecto Morfeo les susurra que ganarán una fortuna. Y finalmente los que acuden a los fondos de capital, angels y demás, acaba teniendo empresarios de verdad a su lado para gestionar su idea. El objetivo del emprendedor es el mismo generalmente, poca gente conozco que soñaría con crear sin recibir nada a cambio.

    Cualquier empresario de este país es un sacrificado, sueldos, seguridades sociales, impuestos y cualquier empresario tiene sus motivaciones. Y cualquier empresario es un arriesgado, eso no es mérito de los emprendedores.

    Nunca he visto a nadie que critique a empresarios de éxito, aunque ni innoven ni emprendan. Y sin embargo parece que el resto de emrpesarios de a píe, si no emprenden, no son in. Y si no emprendes dentro del sector on-line ya no eres ni la i.

    Para mí emprender es tener 20 años, buscarte la vida para conseguir el dinero que necesitas para tu gran idea, intentar materializarla y estrellarte, y entonces saber tus aptitudes y tus carencias. Y en ese momento, si consigues levantarte y limpiarte el polvo de los zapatos y volver a montar una nueva empresa, y si has aprendido la lección, ya te has convertido en empresario.

    Me considero empresario porque gestiono personalmente todas mis empresas y me considero emprendedor porque desde el 2006 hasta ahora cada año hemos inaugurado una nueva empresa, un nuevo proyecto, y en todos ellos me dejo la piel. Sin embargo mis negocios son tipos de negocio que solucionan problemas de ciertos sectores en los que ya hay competencia y, aunque innovemos (que lo hacemos y mucho), no cambiamos la visión de mundo ni la velocidad de giro del planeta, simplemente nos dedicamos a analizar a la competencia y a replicar sus aspectos positivos (con nuestro “toque”) y a mejorar todo aquello que consideramos negativo.

    Quizás no soy in, pero soy feliz, jajajá…

    Hale, abrazos!

  23. En mi opinión, hay millones de combinaciones posibles: emprendedor-empresario, emprendedor que crea y disfruta con su cración se desahace de ella y ansía crear otra vez, emprendedor al que no le estimula la gestión y delega… “Emprendedor” sin duda tiene un componente creativo por encima de todo, es un estratega, un observador, y un idealista (a veces la realidad coloca al emprendedor en su sitio, pero su ideal marca la dirección).
    A mi personalmente me motiva crear, deseo cada día hacer una tarea diferente y que las anodinas y burocráticas sean las menos posibles. Por eso voy a parafrasear a uno de los personajes que considero más imaginativos de todos o los pocos que conozco, Julio Verne: “Todo lo que un hombre puede imaginar, otros hombres podrán llevarlo a cabo”.

  24. Yo creo que el termino empresario es simplemente más clasista (tirando “pa arriba”) y un emprendedor es un pringao que empieza en el mundo de los negocios, al que toda la gente de su entorno le dice que se la va a dar, y además lo desean para recriminarselo.

    Enrique Alvarez

  25. Pingback: ¿Emprendedores o empresarios?

  26. Pingback: ¿En qué se diferencia un emprendedor de un empresario? | Acerca de fórex y algo más

  27. Pingback: ¿En qué se diferencia un emprendedor de un empresario? | BIZTIME

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *