21 May

La constancia es imprescindible para los emprendedores

Vengo de una comida con Isabel Sabadí de Iris Experience, en ella hemos estado hablando de muchas cuestiones personales y profesionales. Ella está en un momento clave de su vida personal y profesional, en el primer aspecto bonitas novedades están ocurriendo en su camino.

La constancia es clave en los emprendedores

En mi twitter ya he comentado que “… Me gusta ver persona con constancia, valores y generosidad a pesar d las dificultades.“. Estos últimos días he visto como personas que teoricamente tenían ganas de emprender y dar un cambio en su vida no logran tirar adelante en muchos casos por falta de constancia.

Veo a Isabel como un claro ejemplo de una persona con gran constancia en su trabajo para lograr tirar adelante su empresa, nada fácil al estar en un entorno muy competitivo y poco escalable con la hasta ahora estratégia. Isabel no cede en su empeño de ser emprendedora de éxito y ha cambiado la estrategía varias veces en búsqueda de lo mejor para su empresa.

Una pregunta habitual que me dicen algunos emprendedores, y que está semana me han realizado 2 emprendedoras es cual es el tiempo que estimo oportuno para ver si un proyecto debe abandonarse o tirar la toalla. Yo en negocios de Internet suelo comentar que a los 18 veces debéría verse cual es la viabilidad de ese negocio, pero si fuera purista 100% a lo mejor mi principal negocio de hoy en día no estaría arrancado.

Isabel lleva varios años y todavía gasta más dinero que gana, lo cual ha cubierto con los prestamos participativos de La Caixa y la pequeña inversión de ITnet y otros business angels. Aún así, cada vez está más cerca del break-even y espera con un nuevo producto que lanzan en breve alcanzarlo en los próximos meses.

El ejemplo de la constancia de Isabel debería servir a muchos otros emprendedores para seguir luchando por sus objetivos. Aunque en algunos casos muchas personas quieren cambiar su vida, pero sin embargo ni siquiera tienen claro cuales son sus objetivos en la vida.

Lo que también tengo que dejar claro es que “la idea es uno de los mayores enemigos del emprendedor” y que si bien la constancia es una cualidad, hay que saber darse cuenta a tiempo de cuando algo es negocio o no. Si no lo es, no dejes de emprender pero prueba a modificar tu idea inicial hasta que encuentres el camino adecuado para triunfar como emprendedor.

P.D.: Dedicado a una amiga a la que aprecio más de lo que ella piensa … quiero decirle “que si quieres … puedes”.

Share with:


    Comments

  1. Juan Antonio Galindo
    21 mayo, 2010

    Carlos, yo llevo bastantes años en los negocios, un poco menos que tu, sobre 15 años, y tengo 5 sociedades con un unico socio Miguel Aucejo, y el tema es muy bonito y edificante, pero muy duro, muy duro, siempre hay problemas y hay que tener temple para ello, yo creo que lo mas dificil para un empresario es que siempre tiene que tener en la mente el negocio, que nunca puede relajarse totalmente.

    En el caso de los empleados cuando acaban la jornada ( la mayoria ) pueden olvidarse de los problemas y relajarse con la familia, abstraerse, etc…

    Un emprendedor o empresario ( emprendedor que ha durado en el tiempo ) tiene que estar siempre con el pensamiento en el negocio, y sobre todo arracarle muchas horas al tema personal, incluso a muchos de ellos ( y conozco a bastantes ) acaban separandose o divorciandose por el desgaste personal que supone emprender o ser empresario….

    A lo mejor estoy dando sensacion de desanimo, pero en absoluto, yo fui emprendedor, ahora empresario, y estoy muy satisfecho, porque tu marcas el rumbo de lo que quieres hacer, sin embargo esa satisfación conlleva muchos sacrificios y es a eso a lo que referia…

    Responder
  2. 21 mayo, 2010

    Hola!

    Está claro que la vida del emprendedor es un “no parar” En este blog podréis ver ejemplos de varias personas que, a pesar de las dificultades, siguen adelante!

    http://de8avuit.blocs.xtvl.tv/

    Responder
  3. Monica
    21 mayo, 2010

    Hola Carlos!

    Muchas Gracias. Ya sabes que para mi los valores y los principios son muy importantes a mi pensar. Estaré equivocada yo creo que no.

    He dejado de hacer muchas cosas por amor y no me arrepiento. Aunque mi ex ha resultado ser un purista. Porque a mi no me importaba sacrificar unos años de mi vida para tener hijos. Tenía muy claro que después quería montar un negocio o seguir trabajando.
    Y he dejado de hacer cosas por él. Ahí si que me equivoque, pero creo que lo volvería hacer. Y LO HECHO, HECHO ESTÁ!

    Pero ahora que veo mi divorcio desde otro punto de vista. Entiendo las palabras del Sr. Juan Antonio Galindo. Pero las aspiraciones que tengas en la vida son totalmente compatibles con el tema familiar. Y más hoy en día!

    Para mi la generosidad es muy importante. Ya que hay gente muy egoísta que sólo piensa en si mismo. Hay que pensar el los valores humanos de las personas.

    Y otro tema es ser ambicioso en lo laboral se puede entender, aunque me gusta más compartir. (en todos los ámbitos). Hay gente que no esta de acuerdo…pero es mi forma de pensar. Y no la va ha cambiar nadie!!! Y en el lo familiar IMPENSABLE. Después se encuentran solos. Todo en su justa medida.

    Muchos se conforman con ser un nº en la empresa donde trabajan. Espero ser algo más algún día.

    Hay que luchar por lo que uno quiere!!!

    Un Saludo,

    Mónica Siso

    Pd: Puede que mis palabras suenen un poco idealistas. Pero siempre he sido muy positiva y optimista.

    Responder
  4. Elisa Ferreira
    21 mayo, 2010

    Me gusta esta definición de la vida del emprendedor…

    Un emprendedor debe:

    •aprender a trabajar bajo terrible presión.

    •El pequeño emprendedor tiene que hacer de todo. Mismo cosas que detesta o nunca lo hizo.

    •Debe sub-meterse a horarios prolongados y variables. No tiene más control sobre el tiempo.

    •El emprendedor tiene mayor autonomía para decidir su vida. Mas tiene que saber lidiar con ella.

    •Asume mayor responsabilidad, ya que todo depende de él. No hay terceros a los cuales atribuir fracasos o éxitos.

    •Asume riesgos financieros, algunas veces envolviendo el patrimonio de la familia.

    •Es sub-metido a un flujo irregular de remuneración. Tiene que convivir con la incerteza de cuanto al propio negocio. Su horizonte de seguridad es bajo.

    •Es obligado a tomar decisiones, ya que es la última instancia y no puede atribuir a nadie más.

    •Tiene que liderar y gestionar personas y sus conflictos de relacionamiento.

    •Tiene que saber lidiar con personas diferentes de las cuales depende: el cliente, el socio, el proveedor, el gestor, el trabajador etc…

    •Necesita, casi siempre, adoptar un nuevo “estilo de vida”, acostumbra experimentar cambios en las relaciones familiares.

    Su vida personal es totalmente integrada con la de la empresa. No es más posible tener dupla personalidad, una en casa y la otra en la empresa, como pasa con algunos empleados, porque el emprendedor es una solo persona, en casa y en la empresa, que exige su dedicación integral. Su ego está vinculado al negocio, que le confiere determinado status social (ego=negocio=status social).

    Saludos,

    Responder
  5. marcelo
    21 mayo, 2010

    Carlos, me alegra y celebro que hayas tocado este tema en tu blog porque si algo necesitamos los emprendedores es precisamente eso, constancia. Los elementos y las circunstancias de nuestro entorno no acompañan, y precisamente aquel emprendedor que sea constante, que supere la adversidad y que tenga el “coraje” de seguir adelante con el mismo plan o cambiándolo, ese emprendedor/a, ese, se merece, y estoy seguro que conseguirá tener éxito en la vida.
    Hace un par de meses escribí un post donde hablaba del coraje y constancia de los emprendedores, virtudes totalmente opuestas a la obsesión por tu idea. ¿Cuándo es suficiente?¿Hasta donde tienes que llegar?¿Cuánto es el tiempo para saber si tu negocio es tal o tirar la toalla? La realidad es que no existe un manual, y muchos de los que hoy tienen éxito son un claro ejemplo. ¿Cuándo dejar de correr? Depende de cada uno, pero muchos emprendedores lo tenemos claro…, cuando ya no podamos más, hasta entonces, seguiremos corriendo.
    Una cosa si tengo clara, me gusta estar rodeado de esa gente que tiene coraje y constancia en aquello en lo que creen, sea en el terreno profesional o personal.
    No tengo el placer de conocer a Isabel, pero sí le deseo, como a todos los emprendedores, que su constancia se materialice y llegue donde quiera llegar.
    Saludos a todos

    Responder
  6. Anakin
    22 mayo, 2010

    Totalmente de acuerdo. Isabel es un claro ejemplo de constancia, y de belleza como persona. Siempre que le he pedido consejos me los ha dado y encima, está buenísima! Deberían haber más chicas en nuestro sector.

    Responder
  7. ivanovic
    22 mayo, 2010

    Yo he pinchado en el hipervínculo que hay en “Isabel” para ver en qué consiste su lucha, y me envía a una página de blogspot donde no hay ningún blog.

    Responder
  8. ivanovic
    22 mayo, 2010

    Vale, ya he googleado “blog isabel sabadi” y resulta que su blog está en wordpress, no en blogger.

    Responder
  9. 22 mayo, 2010

    Gracias Carlos por tu confianza en las personas y en el talento. A veces estamos tan ciegos que no vemos lo que tenemos en casa hasta que lo perdemos.

    Me has dado la fuerza para tirar hacia delante.

    Un abrazo

    Responder
  10. Isabel Sabadí
    25 mayo, 2010

    Gracias Carlos por este post, seguiré con la constancia sin olvidar medir la viabilidad, buscar la forma de que el negocio sea lo más escalable posible y no obsesionarme por la idea.

    Creo que lo que más necesitamos los emprendedores en estos momentos es apoyo, ya que luchamos día a día contra la incertidumbre, en épocas de crisis más aún, y muchas veces es fácil sentirse sólo e incomprendido.

    Curiosidad: A los 10 años mi profesora de música me dio un diploma a “la constancia” al finalizar el curso por las horas que dedicaba a practicar piano 😉

    Responder
  11. Helena
    28 mayo, 2010

    Conozco a isabel desde hace ya… 4 ó 5 años y para mi es una de las mejores personas que he conocido en el entorno profesional que compartimos, pues como emprendedora no tiene precio y como persona… la quiero a mi lado siempre! Isa, espero que todo te siga saliendo tan bien como hasta ahora… ya sabes que lo que más cuesta es lo que más valor tiene! un besote linda!

    Responder
  12. Jordi Oller
    14 noviembre, 2010

    Me gustaría algún dia coincidir con Isabel con algo más de tiempo que cruzandonos por los aeropuertos 🙂

    Creo que tu idea puede encajar en nuestro modelo e-commerce y se podría plantear una colaboración para la misma con el gran surtido de clientes que tenemos en todas las ramas.

    Quieres probar? 🙂

    Responder

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *