La felicidad de un padre

Hace casí un año que no hablo de temas relacionados con mis hijos, en concreto en su día comenté de la “Humildad y el trabajo, claves en la formación de un deportista“. Casí un año después el equipo de fútbol donde juega mi hijo Carlos (Cadete A del FC Barcelona) viene de perder la final de un Torneo contra el At. Madrid, en un partido donde quizás también faltó humildad y trabajo a nivel colectivo.

Hoy hemos recibido una buena noticia, en concreto han convocado a Carlos con la Selección Española sub 16, junto con otros 3 compañeros de su equipo (Quinti, Adama y Juanan) en una lista en la que en mi opinión falta el lateral izquierdo Fran Alvarez.

Desde luego que no todos los días convocan a un hijo tuyo con la Selección Nacional de su edad. En España hay más de 650.000 jugadores de fútbol federados, de los cuales calculo que un 40% estarán en Fútbol Base, eso indica que en Cadetes podría haber unos 40-50.000 jugadores en España. De esos jugadores sólo 20 pueden jugar en el Barça y otros 20 en el Real Madrid, ese es el objetivo de esas decenas de miles de niños españoles … sin contar que seguro que los cientos de miles de niños de la misma edad de Camerún, Francia, Italia, Brasil o Argentina también quieren jugar en Barça o Real Madrid. Si además de jugar en uno de los grandes del fútbol mundial, encima vas con la selección debes de sentirte muy orgulloso por el trabajo realizado.

Es genial que a tu hijo le guste hacer deporte, es agradable que a tu hijo le guste el mismo deporte que a tí, encima es ideal que juegue en uno de los mejores equipos de fútbol del mundo. Pero hay que tener las ideas claras y seguir trabajando, ya que yo no creo en la buena suerte. La presión de los padres en el deporte puede acabar con los sueños de muchos niños y es importante saber transmitir a tus hijos que vivan el momento, que disfruten de hacer lo que les gusta en las mejores condiciones.

No hay que dejar deslumbrarse con las buenas noticias, es lógico que tengo un nivel de felicidad impresionante,  este es un ejemplo más de que el esfuerzo y la toma de decisiones es clave en cualquier evolución personal o profesional. Ahora hay que combinar dos cosas, disfrutar de la felicidad y vivir el momento, junto con ser consciente del posicionamiento y esforzarse más que nunca en hacer aquello que te gusta (en el caso de mi hijo : jugar a fútbol).

Carlos Blanco Moreno, final MIC 2011 FC Barcelona - RCD Espanyol

Carlos empezó a Fútbol con 5 años en un pequeño curso de Plan Marcet, luego lo apuntamos al UE Cornella (3er equipo de Fútbol Base en Catalunya tras los grandes) allí jugó los 3 años de pre-benjamin para luego fichar por el RCD Espanyol donde jugó (y fue capitan los 2 años de Benjamin). De allí fichó en edad Alevin B por el FC Barcelona, donde ya empieza su 6ª temporada, de los niños que empezaron con él en el Barça ya sólo quedan otros 6 … cada año hay 4-6 altas/bajas. Creo que ha llevado la formación correcta, ha tenido buenos entrenadores, se ha esforzado, y sobre todo desde muy pequeño siempre me acompañaba a ver partidos de fútbol cuando yo era Entrenador o estaba en la Secretaría Técnica de distintos clubs (algunos profesionales).

Quiero añadir que no sólo me siento orgulloso de Carlos, sino de mi hija Elisabeth (14 años) que espero siga jugando a baloncesto este año y del bichito de Laura (la peque que en breve cumple 4).

Hoy es un día de felicidad para toda la familia, para su madre Elisabeth, para los abuelos, para los tios y para todos los que estamos en su vida en el día a día. En especial quiero acordarme de Albert Benaiges que fué la persona que apostó por su fichaje en el Barça y a quién Carlos le tiene un cariño especial.

 

Escrito por Carlos Blanco

23 pensamientos sobre “La felicidad de un padre

  1. Este un pequeño gran paso, pero como bien dices: con humildad, pero sobretodo con mucho trabajo, fe en sus posibilidades y disfrutando lo que hace seguro que llegará muy lejos!

    Felicidades a carlosblanco.biz y a carlosblanco.com 😉

  2. Enhorabuena a los dos Carlos!

    Todos los fines de semana, cuando acompaño a mis hijos a sus partidos de baloncesto/fútbol , pienso en los miles de padres que en ese momento también acompañan a los suyos. A pesar de que levantarte tempranito los Sábados no es plato de gusto para nadie, no hay nada comparable con ver a tus hijos esforzándose por ganar y ver que lo “dan todo” (da igual si ganan o pierden). Si encima te sale un crack, supongo que la sensación ya debe ser indescriptible, aunque el amor de un padre por sus hijos, como bien dices, no depende de eso. Disfrutadlo!!

  3. Buenas tardes,
    El ex atleta y periodista Marti Perarnau ha tuiteado el enlace a su blog.
    Me parece un razonamiento excelente, hay pocos padres como usted.
    Espero que su hijo y usted , con esta humildad, esfuerzo y buenas maneras llegueis lejos.
    Felicitats i visca el barça.

  4. Felicidades! Eso no se lo quita nadie ya!

    Ya queda menos y las probabilidades para que pueda ser un profesional del futbol son cada vez mayores. De todas formas que tu hijo no olvide los estudios que es desde mi punto de vista lo que le aportará estabilidad en los momentos complejos y un futuro para siempre,

    Un saludo de un exfutbolista (semi) profesional (filial del Barça) y que le encantan también las nuevas tecnologías y sobretodo aprender cada día!

    Albert

  5. Muchas felicidades.

    Siento… envidia.

    Es una de las cosas que mas me hubiese gustado que me pasase, mis hijos son pequeños pero… chicas las dos y no habrá mas. Si me dan una alegria similar no será con el fútbol y claro, no es lo mismo.

    Que llegue a la Absoluta

  6. Tengo dos hijos, de 8 y 5 años, ambos juegan al fútbol en un club, digamos social de Torrelodones (Madrid), llamado Minifútbol. el mayor no para de decir que quiere ser futbolista profesional, y qué se tiene que hacer para llegar a serlo. Más o menos el mensaje que le transmito es el mismo, esfuerzo y pasión, divertirte con lo que haces y el tiempo ya dirá si llegas o no. Además de hacerle ver que la vida no es sólo fútbol.
    Me alegra tu felicidad por una razón de ver el esfuerzo plasmado en un pasito más hacia el deseo que tiene tu hijo en ser futbolista profesional, ojalá llegue y allí le encuentre el mío algun día.

  7. Hola Carlos realmente te lo mereces por lo centrado que has tenido a tu hijo y por la humildad que siempre has expresado con respecto al futuro de tu hijo cuando hemos hablado, como tu bien dices ahora solo toca trabajar, trabajar y seguir trabajando, felicitaciones a toda la familia…..

  8. ¡Enhorabuena Carlos! Has trabajado para ayudarle y llegan los frutos.

    Yo también experimento la evolución, gustos y disgustos de mi hijo que juega de portero en el infantil A de mi ciudad.

    No tenía de niño ninguna aptitud innata de jugador de fútbol, y decidí enseñarle como portero. A base de trabajo ha conseguido un buen nivel, juega de titular con 12 años, y estamos contentos por la diversión, educación física, madurez que produce, sociabilidad, humildad, etc.

    Eso sí sin olvidar los estudios, primordial, y otras actividades, como guitarrista y cantante y su propio blog y una web de juegos que maneja desde hace años que se lo instalé.

  9. Enhorabuena , te entiendo perfectamente y creo que es la linea a seguir , estoy en situacion parecida , somos de Murcia y con 12 años el pequeño , se fue a la cantera de villarreal ,hoy en su quinta temporada alli , entra en juvenil .

    Es maravillos ver que un hijo tuyo pueda disfrutar de esa manera “trabajando” en lo que le gusta , no se si llegaremos , pero la verdad vale la pena.

    Un saludo y mucha mucha suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*