31 May

La relación entre el mundo Startup y los Corporates

Para quién no conozca mi pasado os diré que entre 1988 y 1999 trabajé en el mundo corporativo, casi siempre como freelance o en empresas de servicios, pero siempre en proyectos de duración entre 6 meses y 3-4 años. Entre otras empresas estuve en Novartis, Moulinex, Laboratorios Esteve, Bimbo, Bertelsmann… La realidad es que aprendí mucho, trabajé con muchos cracks cerca de los cuales fui absorbiendo conocimiento en mi etapa formativa profesional.

Por mi trabajo siempre tuve cerca a la gente de IT y/o a los de finanzas / dirección general. Eso me permitió entender la “tradicional” cultura de las grandes corporaciones, lo cual me ha servido cuando me ha tocado interconectar entre el mundo startup y las grandes corporaciones.

Mis 3 grandes negocios son por orden de dedicación e importancia: Encomenda (Fondo Capital Riesgo), Nuclio (Venture Builder) y Conector (Aceleradora).

Desde Conector ya hemos trabajado con aceleraciones verticales y corporativas con empresas como Recreativos Franco, Bankia, SEAT y Abanca, además estamos ultimando detalles con otras 3 corporaciones.

Varias grandes empresas se han dirigido a mi para hablar del tema de “incubación corporativa” y ver como colaborar con Nuclio para crear startups que ellos consideran que tienen sentido o que son ideas que quieren convertir en producto. Por otro lado, en Encomenda ya tenemos varios corporates con compromiso de inversión en el fondo y estamos en negociaciones con otros.

Lo que está claro es que ahora mismo la mayoría de grandes empresas y corporaciones están interesadas en vincularse con el mundo startups. Muchos tienen dudas (incluso confunden las diferencias entre aceleradora, incubadora y fondo) y no tienen claro qué es lo que quieren hacer, pero quieren hacer algo. Mi recomendación es empezar a conocer el mundo startup a través de una aceleración corporativa, es la opción más económica, el retorno obtenido a través de Marketing y Comunicación ya compensa los bajos costes de arrancar con un proveedor externo un primer acercamiento a las startups a través de una aceleradora como Conector.

En paralelo o pocos meses después a arrancar la aceleración, mi recomendación es definir la estrategia de M&A con respecto al ecosistema de startups. Pensar si queremos ser inversores directos en startups, si queremos invertir en un fondo y así aprender del tema inversiones (una de mis recomendaciones) o bien (para los más avanzados) atreverse a crear un fondo corporativo con un presupuesto decente (varios millones de euros) y empezar a invertir en startups pero de forma profesional, organizada y muy posiblemente a través de una gestora de capital riesgo externa, como Encomenda 😉

He visto muchos errores de corporates en estos años en sus intentos de vinculación con el mundo startup. Por ejemplo grandes grupos media, el mejor ejemplo es Prisa con Prisacom, se han gastado decenas de millones en intentar incubar startups cuando la realidad es que no ha triunfado ninguna iniciativa creada de forma interna, salvo las propias cabeceras digitales de los medios offline. ¨También otros grupos empresariales han intentado crear “Venture Builders” o incubadoras sin que hasta la fecha hayan sido capaces de crear nada destacable. ¿Cuál es el motivo? Sólo hay una respuesta: TALENTO.

El talento de primera división, mejor dicho, el talento de Champions League, difícilmente quiere tener como socio principal y mayoritario a una gran corporación. Las grandes empresas quieren mandar, coartan la iniciativa del talento, muchas se rigen por normas con filosofía anti-startups (horarios, vestimenta seria, burocracia, lentitud…). Todo esto provoca que, a pesar de tirar de talonario, el fracaso es muchísimo más habitual que el éxito.

Luego está el problema de los corporates que empiezan a trabajar con startups, bien a través de una aceleradora como Conector o directamente, y a los pocos meses piensan que ya saben y quieren saltarse a la gente que realmente sabe de startups para intentar ahorrar costes o ir más rápido. El resultado de estos valientes suele ser ROTUNDO FRACASO. El tiempo da y quita razones, y la prepotencia y falta de humildad de muchas personas provoca unos graves perjuicios a estás grandes corporaciones. Si yo fuera CEO o Presidente de una gran corporación tendría claro que la TRANSFORMACIÓN DIGITAL de las empresas es absolutamente clave para la supervivencia y no se puede dejar a directivos con “viejas costumbres” tratar de relacionarse con los emprendedores. Los emprendedores son “locuelos”, valientes, se saltan las normas, no tienen horarios, a veces no tienen formas, pero su disrupción y atrevimiento consigue en el mundo digital mejores negocios que el mundo tradicional y corporativo.

Creo que las aceleradoras como Conector se convierten en el CONVERSOR ANALÓGICO-DIGITAL que permite interactuar de forma correcta entre emprendedores y corporaciones. Para ello es necesario tener en los equipos de la aceleradora a gestores que conozcan tanto el mundo corporativo como el mundo startup y en nuestro caso todo eso es posible gracias a tener a Eli Martínez o Quino Fernández en Barcelona, Sixto Arias e Ismael El-Qudsi en Madrid o Telmo Pérez en Conector Galicia. Todos ellos han pasado por empresas tradicionales y por el mundo startupero.

 

Share with:


    Comments

  1. 13 Junio, 2017

    Interesante. Hay algo que las corporates no están haciendo y es adoptar una CULTURA de innovación, abierta necesaria para colaborar con startups obteniendo los mejores resultados para ambos. Faltan habilidades y motivación… todo esto es necesario y permiten definir la estrategia diferentes según el tipo de organización o el sector. No crees que, quitando las corporates tecnológicas, a muchas de las grandes empresas les falta una buena base para trabajar con startups? Un saludo

    Responder

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *