04 Jun

Final de etapa en emprendedores

Me gustaría hablar de un tema muy muy complicado que es el final de etapa de los emprendedores en un negocio. Este es uno de los aspectos más díficil de asimilar por una persona.

La realidad empresarial indica que no todas las personas estamos preparadas para asumir el mismo rol en las distintas etapas de un negocio. Yo mismo así lo he hecho, y he ido profesionalizando la gestión de mis negocios, de los cuales en mucho de ellos yo fui el primer CEO.

Para mi buenos ejemplos de adaptarse a esas circunstancias son Pau Garcia-Milà de EyeOS y Diego Mariño de Abiquo, ambos dos fueron muy buenos para la conceptualización de una idea y convertirla en una empresa. Los dos superion a tiempo ir aceptando su nuevo rol, en el cual se les ha ido apartando de la gestión de la empresa paulatinamente.

Sin embargo, ambos han sabido pensar principalmente en su rol de accionista valorando más la valoración de su participación accionarial por encima del EGO y el ser empleado del negocio. De uno de los ejemplos mencionados ya hize un post especifico cuando hable de los detalles de la inversión en Abiquo.

Final de Etapa

En algunos casos incluso es necesaria la salidad del equipo fundador de un negocio como accionistas, casí siempre producido al no adaptarse alguno de los socios a las nuevas etapas de la empresa. Esas nuevas etapas, muchas veces necesitan pensar más como accionista que como trabajador. Yo puedo ser un buen responsable de marketing en mi negocio, viene bien para la etapa inicial de mi empresa, pero llega un momento que si no tengo capacidad para evolucoinar y aportar como directo puede ser que sea necesario salirme del proyecto para su supervivencia.

Un ejemplo de la salidad el equipo fundador puede ser eMagister que fue fundado por Jesús Monleón y Jordi Castelló, donde posteriormente entró Grupo Intercom en el negocio. Llego un momento que ambas partes no se entendieron, y los socios fundadores tuvieron que desvincularse de «su hijo» y vender la participación a los nuevos gestores. En otros casos la discrepancias entres socios fundadores, ejemplo puede ser Privalia con 3 socios fundadores, donde uno de ellos se desvincula en un momento determinado y crea otra empresa (Ofertix).

El problema se agrava cuando el presente del negociete puede ser bueno, da dinero cada mes, y no nos damos cuenta que si no evolucionamos a un negocio mucho más serio, en poco tiempo podemos quedarnos fuera de mercado y el negociete irse a tomar por …

Los emprendedores (y más si tenemos un porcentaje muy minoritario de la empresa) tenemos que tener capacidad para darnos cuenta, que llega un momento que hemos cubierto una etapa y hemos de fichar a alguien mejor que nosotros para liderar el negocio. En esos momentos tampoco nos tiene que obsesionar la capacidad de control y bloqueo que tengamos en la empresa, sino ser capaz de pensar en que hay que hacer lo mejor para maximizar el valor de nuestra participación accionarial de la empresa.

Yo por ejemplo en Yunu NO lo he hecho bien como socio impulsor (entre 1/3 – 1/4 de la participación), y si uno de los actuales socios me planterá una alternativa viable en la que él liderará el proyecto estaría dispuesto a regalarle la mayoría de mis acciones (condicionado a unos objetivos alcanzables).

Otro ejemplo de salida amistosa de una empresa fué Aztive Mobile, donde mis socios de eBrain Mobile (Roberto, Alberto y Juan Antonio) entendieron que ya se había cubierto una etapa y que hacia falta un nuevo esquema societario y me cedieron las acciones a cambio de asumir las deudas de la empresa. Evidentemente eso fue factible, aunque no fue fácil, al ser Roberto, Alberto y Juan Antonio unas personas empresarias y con la capacidad intelectual necesaria para negociar la situación.

Fuera del ámbito de Internet tenemos el caso de Carlos Muñoz, fundador de Vueling y padre de la idea, él se encargó de conseguir que Inversiones Hemisferio y Apax Partners inviertieran en su negocio. En un momento determinado, el consejo de administración determinó que él habia cubierto la etapa como CEO y no le quedo más remedio (aunque le jodiese) de aceptar su rol como accionista y a partir de ahí apoyar a la empresa para conseguir máximizar el valor de sus acciones, quedansose en consejo pero dejando las labores ejecutivas.

Se acabó!!!

En fin, es muy complicado aceptar, que podemos ser unos buenos profesionales o directivos o lideres para una etapa de la empresa, pero no todos estamos capacitados para continuar o liderar nuevas etapas de la empresa en las cuales de se ha de crecer con unas velocidades y modelos de gestión distintos a los acostumbrados.

Share with:


Emprendedor e inversor en startups tecnológicas. 📍Nuclio Venture Builder (Housfy, Eelp!, Finteca, Verone, ...). 📍Encomenda Smart Capital (VC seed) 📍Conector Startup Accelerator (Barcelona, Madrid, Galicia, Baleares) 📍First Tuesday (Barcelona y Madrid) 📍VP de Barcelona Tech City 📚Autor de “Los Principales Errores de los Emprendedores” 🗃 Grupo ITnet, Akamon Entertainment, ...

    Comments

  1. ivanovic
    6 junio, 2010

    Pues yo más bien detecto la tendencia contraria: para muchos emprendedores de internet, parece que el gran objetivo, la meta suprema, es crear un proyecto de negocio y vender a Google, Yahoo o Microsoft a cambio de unos milloncejos de euros. Es decir, el objetivo de muchos jóvenes emprendedores no es erigir un imperio empresarial y ser los CEOs supremos al cabo de 40 años, sino más bien aceptar las limitaciones frente a las megacorporaciones de internet y limitarse a ser miniempresas subsidiarias o suministradoras de «líneas de negocio prometedoras». El objetivo supremo es vender el negocio a Google, invertir la pasta en casita y BMW descapotable, y quedarse libre para iniciar nuevas start-ups pensadas exclusivamente para seducir a las big companies. ¿No crees que esa es la tendencia actual? Veo más vendedores de vaporware o «cosas que podrían monetizarse en el futuro» que empresarios tenaces y comprometidos de por vida en un solo proyecto a lo grandes hombres hechos a si mismos del siglo pasado.

    Responder
  2. Sergio
    7 junio, 2010

    ivanovic, es que emprendedor es una cosa, y empresario otra diferente 😉

    Responder
  3. 7 junio, 2010

    Cuando monto un sistema web nunca pienso en vendérselo a google menuda paja mental. Creo en mi proyecto y me hace tanta ilusión desarollarlo y hacer un buen SEO para ver después de dos meses que salgo primero en google o mi primer pedido, o los primeros leads que ni se me pasa por la cabeza eso que comentas. Eso es más bien una visión de un empresario no de un emprendedor, los emprendedores como te decía creemos en nuestros proyectos y nos hace muchísima ilusión ver como empiezan a arrancar y ver que hemos montado algo que funciona aunque solo sean dos pedidos a la semana… Luego la cosa cambia evidentemente pero ni de lejos piensas en eso antes de montar el proyecto. Bueno eso por lo menos es mi caso…

    Responder
  4. juan
    7 junio, 2010

    #3 Ivanovic
    Creo que no es tan especulativo como haces ver. Si uno monta una empresa de tecnología, cuya única forma de avanzar es ponerla gratis 3 años mientras se crea, va a necesitar un dinero imposible de alcanzar en España, y ese es el caso de compañías de tecnología de telecomunicación (no de internet). Hay 2 opciones, o no montar esa empresa, o tratar de montarla con los medios disponibles y la financiación disponible y si lo que se hace tiene valor, que sea adquirido por una empresa con capacidad de financiación en esa primera fase de introducción dejandolo gratis y soportado a los clientes, o directamente que el producto complemente lo que ya tiene esa compañía, y le de un valor adicional. Esto es una rueda, si hubiese unos cuantos éxits modestos en estas compañías muy pronto igual el VC de aquí se convencía de que apostando más se llegará más lejos, pero de entrada hay que adaptarse a lo que se tiene y tratar de que salga bien, y eso no tiene nada que ver con querer dar pelotazos, ni tener BMW, etc etc

    Responder
  5. Javier
    8 junio, 2010

    Buenas Carlos, llevo varios meses siguiendo tu blog y me parece estupendo. Siempre he querido hacerte esta pregunta (aunque tiene poca relación con el post). ¿Cuál es la mejor formación para un joven que quiera trabajar en el sector online? ¿Master en ebusiness? ¿Conocimientos tecnicos tecnicos (programacion Php…) y conocimientos de empresa (ADE, empresariales…). Supongo que lo que mas se valora es la experiencia pero, suponiendo que es tu primer trabajo y quiere tener el mejor curriculum posible, ¿Que es lo que mas valoras?
    Muchas gracias!

    Responder
  6. mar
    14 junio, 2010

    De acuerdo con Sergio, nada que ver ser emprendedor y ser empresario, hay que saber lo que eres. Por ejemplo… Carlos Muñoz, tengo entendido que está emprendiendo otros negocios relacionados con la industria aeronautica. Creo que un emprendedor nunca deja de serlo, en todo caso termina un proyecto y empieza otro.

    Responder
  7. 15 octubre, 2010

    La diferencia entre un emprendedor actual y un empresario actual comparados ambos con los «grandes del siglo pasado» es que:

    – Ahora la tech evoluciona mucho más rápido.
    – Ahora surgen más competidores en «productos sustitutivos» (sobre todo en IT).
    – Ahora los grandes capitales circulan más rápido.
    – Ahora las economías de escalas aceleran las grandes ganancias esporádicas o espasmódicas.

    En el siglo pasado, por ejemplo, Thomas Edison (y muchos otros menos famosos pero también revolucionarios), seguía emprendiendo todo el tiempo, reinventaba su empresa sobre nuevos productos. Porque tenía una amplitud de visión suficiente y «LOS RITMOS» de la época se lo permitían (de la lista desglosada un poco más arriba).

    Hoy en día, hacer eso requiere bastante más madurez, capacidad, liderazgo y amplitud y experiencia que la que normalmente se permiten dado lo vertiginoso del tiempo. Por eso… se debe pasar el testigo. Pero no es estrictamente así…

    Un emprendedor de la era 2.0 puede seguir con su empresa en las siguientes etapas si es capaz de «reinventarse» o adaptarse a los nuevos requerimientos.

    No se requiere a alguien distinto, sino a los mismos pero más polifacéticos, más hábiles dada una menor especialización o menos focalización en las cosas que le gustan.

    Todo esto tiene que ver con la inmensa cantidad de oportunidades que hay… estos años parecen una feria de oportunidades y la aventura y excitación de iniciar algo nuevo son tan absorbentes… (hasta adictivas) que no favorece madurar a la siguiente etapa de un empresario. Y ahí está el reto para todos.

    Responder
  8. 5 junio, 2011

    Hola ,llevo varios meses siguiendo tu blog y me parece estupendo. Siempre he querido hacerte esta pregunta (aunque tiene poca relación con el post). ¿Cuál es la mejor formación para un joven que quiera trabajar en el sector online? ¿Master en ebusiness? ¿Conocimientos tecnicos tecnicos (programacion Php…) y conocimientos de empresa (ADE, empresariales…). Supongo que lo que mas se valora es la experiencia pero, suponiendo que es tu primer trabajo y quiere tener el mejor curriculum posible,

    Responder

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *