05 Sep

El día 0 de un emprendedor, clave del éxito o fracaso

3ª edición de "Los principales errores de los emprendedores"Como sabéis el año pasado publiqué el libro “Los principales errores de los emprendedores“, del cual recientemente la editorial Gestión 2000 (Planeta) ha lanzado su 3ª edición y se siguen vendiendo ejemplares cada mes, lo cual es una buena noticia 🙂

Tanto antes del lanzamiento como después he participado en decenas de charlas hablando de errores de emprendedores. Podría ser un tema del que cada semana tuviera que lanzar una nueva versión del libro incluyendo nuevos errores y nuevos casos reales de errores de emprendedores.

Pero hay un error que sigue siendo el error más repetido por los emprendedores y veo que la gente sigue repetiendo demasiado ese error. El error es el DIA CERO (Zero Day Error).

¿Qué error cometen los emprendedores el día 0?

La selección de socios.

Cada tipo de startup tiene un perfil de emprendedores ideal para ser capaces de ejecutar con éxito el negocio. Está claro que toda startup debería tener un buen líder, pero la importancia de los compañeros de viaje es vital para el éxito y para la velocidad en la ejecución del plan de negocio. En mi opinión, analizando los casos de éxito y fracaso de startups, verás que en la mayoría de casos de éxito no hay sólo 1 crack, hay varios cracks por detrás del líder.

Tanto en los eventos de First Tuesday, como en las decenas de startups que optan (y algunos entran) en Conector Startup Accelerator veo un montón de equipos de emrprendedores. La gente ya va aprendiendo que estar solo es una misión imposible (o muy dfícil) y que el equipo es la clave, pero en mi opinión casi todos los startups que veo NO tienen el equipo ideal, ya que les falta una pieza clave.

El primer aspecto a tener en cuenta a la hora de seleccionar un socio es lo que debo evitar en estos socios con los que voy a estar más de 10 horas al día los próximos años:

  • Familia
  • Amigos íntimos
  • Distintos valores
  • Falta de ambición
  • Energía negativa
  • Personas no confiables

Como mencioné anteriormente cada tipo de startup requiere un perfil distinto, os pongo algunos ejemplos:

  • e-commerce: marketing online (adquisition), compras, logística, …
  • SAAS: CTO, director comercial, …
  • B2B: director comercial, desarrollo de negocio, experto en el mercado, …

Otra realidad que mucha gente no tiene en cuenta, es que si pretendes que tu startup requiera mucha velocidad en captación de inversión y una gran cantidad de dinero, se necesita una persona conectada con capital riesgo y con experiencia en captación de fondos.

Emprendedores en un First Tuesday

El líder puede ser o no ser uno de los talentos clave para el pack ideal para el proyecto, lo que es necesario es tener ese conocimiento dentro del equipo fundador. Mi recomendación a los emprendedores que empiezan es que dediquen mucho más tiempo a pensar ‘cual es el perfil que necesito de socio para mi tipo de proyecto’ y luego buscar la persona ideal para convencer a mi equipo.

Además hay que tener en cuenta que encontrar un socio es como conocer a tu pareja, requiere de un proceso, de conocerse, empezar a trabajar juntos, averigüar sus valores, conocer sus necesidades, saber a qué aspira en la vida, etc… De hecho es más díficil separte de tu socio que divorciarte de tu mujer.

Aprovechamos también para recordar la importancia de poner “un abogado en tu vida” y tener un buen pacto de accionistas que defina las reglas de juego y sobre todo la “marcha atrás” en caso de que algún socio no cumpla con las espectativas o con las condiciones pactadas en su incorporación.

 

Share with:


Emprendedor e inversor en startups tecnológicas. Nuclio Venture Builder (Housfy, Eelp!, Finteca, Verone, ...). Encomenda Smart Capital (VC seed) Conector Startup Accelerator (Barcelona, Madrid, Galicia, Baleares) VP de Barcelona Tech City First Tuesday (Barcelona y Madrid) Nuclio Digital School Autor de “Los Principales Errores de los Emprendedores” Grupo ITnet, Akamon Entertainment, ...

    Comments

  1. MANUEL JOSE DE BEDOUT GOMEZ
    25 septiembre, 2014

    La verdad amigo mio es que los emprendedores cada día enfrentamos retos que a primera vista son la locura; tengo una idea; como protegerla? esa seria la primera encrucijada a vencer; debes aprender de una vez por todas que una sola golondrina no hace verano; y que requieres de un equipo confiable con el cual discutir y debatir este tipo de iniciativas y algo mas importante ; todos tenemos derecho a soñar.
    Cuando esa gran idea cala hondo entre los miembros del grupo y cada uno se encarga de hacer averiguaciones en su campo que les permitan aportar a la misma un valor agregado que la haga mas atractiva aun; estamos trabajando y pensando en la misma dirección; estamos logrando un trabajo de equipo. Este se da en ese instante que el grupo esta en capacidad de tomar una desicion al respecto y darle marcha al programa ( allí hay socios fundadores, que aportan y meten las cuatro letras; ellos son viajeros experimentales de tiempo completo; van hasta las ultimas consecuencias y saben que se requiere de conformar otros equipos de trabajo que sean especialistas en cada etapa de la realización del programa.
    Como todos los días se hace necesario replantear situaciones y tomar decisiones de ultimo minuto se requiere de mentes pensantes permanentemente activas; esos que conocen el programa la dedillo y han estado en todo su proceso de gestación desde la misma idea.
    Como enfrentar al inversionista?
    Digo enfrentar porque debo estar en guardia ( cuando digo debo hablo por todo el equipo y con su debida autorización) y eso de estar en guardia es mas que claro; el inversionista buscara estar siempre montando pierna y haciéndome saber que para cocinar lo mio se requiere de lo suyo; que el es indispensable y por tal razón solo quiere saber de réditos y beneficios; ante que saber cual es el reto y la calidad y cantidad de riesgos que se corren para lograr el objetivo.
    He acá la primera piedra; quieres?; debes confiar y ser el soporte de toda la operación ; recuerda que el inversionista estará presto a reclamar su dinero en cualquier lugar del camino que no se sienta a gusto y tu con el rancho ardiendo.
    Acá no termina la cosa ; sigue algo mas duro; desprenderse de el y darle la oportunidad de convertirse en una empresa y hacer de ella y sus producto algo especial.
    Ya tu profesión ha cambiado; estas en las puertas de convertirte en un empresario y empezar una nueva vida; ese no es tu campo y debes reconocerlo; se requiere de un equipo especializado que la saque al ruedo y seguramente tu no eres el mas indicado para liderar esta etapa; debes aprender otras cosas para ser gerente.
    Existe una empresa , existe un producto , existe un mercado y estamos en el ; nuestro deseo es estar en la delantera y ser lo adalides en el medio; ese es otro cuento y debes pensar como un mega empresario que sabe dárselas para manejar conglomerados de miles de “socios que conforman el equipo de trabajo” y son la base de todo tu éxito; que no es solamente tuyo sino de todos en conjunto.
    Como ves amigo hay mas de una persona en este cuento ; todos somos vitales parta el logro de la realización de esa grandiosa idea que llego lejos; tu idea, joder.
    La pregunta del millón seria: Que es lo que tu pretendes lograr cuando decides proteger tu idea y guardarla para siempre por miedo a que te la copien.
    La mejor forma de defender tu idea es llegando hasta el final de una propuesta y luego DELEGA en otros; así podrás seguir tu tarea de EMPRENDEDOR y ser feliz haciendo eso que mas te agrada.

    Responder
    • 8 octubre, 2014

      Yo creo firmemente que la idea es lo menos importante en un proyecto. Desde luego sin una buena idea no puede haber proyecto, pero una idea de negocio genial la tiene cualquiera. Y eso se debe a que es la parte más fácil de todo el proceso. Y lo de protegerla a toda costa también a menudo es más un error.

      Creemos haber tenido la mejor idea del mundo y que alrededor nuestro tenemos buitres y tiburones esperando robarnos nuestra fantástica idea.

      Y por consecuencia esperamos hasta el último para revelar al público nuestra fantástica idea… Para descubrir horrorizados de que no hay tanto interés como creíamos, o que tiene muchos fallos. Fallos que se hubieran podido evitar de haber compartido la idea, para así tener feedback de valor para corregir el camino.

      Las ideas son multiplicadores de acciones. Si no hay acción, trabajo y constancia, es mejor tirar la idea a la basura. Nunca va a hacerse realidad.

      Esto de las ideas es algo muy sobrevalorado. Porque queda mucho mejor hablar de ideas que hablar de trabajo y disciplina.

      Responder
  2. Laura
    25 septiembre, 2014

    Hola,

    Después de leer tu libro tengo que decir que me encantó el enfoque. Entre tanta moda de emprendedores y startups, se agradece mucho que alguien hable también de los fracasos a los que muchos nos enfrentamos…

    Gracias!

    Responder
  3. 12 octubre, 2014

    Estimado Carlos, estoy completamente de acuerdo con el análisis sobre la importancia del equipo, sin embargo me gustaría agregar otro error común que me ha tocado ver entre mis colegas emprendedores; la elección de un nicho poco rentable.

    Para hablar seriamente, pediré a quienes lean este mensaje que no respondan con ejemplos tipo “Twitter”, “Facebook” y los otros casos excepcionales que se escapan de toda norma y partamos de la base de que un emprendimiento DEBE ser rentable en algún punto, y basarse en la idea de que siempre habrán ángeles o inversionistas detrás financiando la operación de una empresa que no busca dinero es, a lo menos, insostenible en el tiempo.

    Dicho lo anterior, me gustaría recalcar la importancia de elegir un nicho que posea:

    i) Volumen interesante
    ii) Capacidad de pagar
    iii) Predisposición a pagar

    Entiendo que a simple vista podría parecer obvio, pero creo que la elección del nicho es todavía más fundamental que una buena idea. Las buenas ideas en nichos poco atractivos sirven poco o nada, mientras que en nichos atractivos he visto florecer ideas menos geniales, convirtiéndose en empresas rentables que posteriormente, una vez adquirido el “know how” y una mayor independencia de los inversionistas, fabrican buenas ideas y mejoran su puntería con el equipo.

    Responder

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *